Make your own free website on Tripod.com

El Espíritu Santo en la vida del creyente.

 

Hemos querido transcribir las charlas de Lindsay Brown, Secretario General de la International Fellowship of Evangelical Students (Comunidad Internacional de Estudiantes Evangélicos). Lindsay compartió estas cinco charlas en el Campamento de Río Quino, 11 - 15 de febrero. Conocerle fue todo un privilegio, Lindsay es galés, aunque reside en Londres junto a su esposa (geóloga) y su hijo, su profesión es historiador y cientista político. Es una persona muy sencilla, carismática de muy buen sentido del humor, si no fuera por su fisonomía europea y por su "British english", sería un latinoamericano típico. Quienes compartimos con él agradecemos a Dios por Lindsay y te invitamos a interceder constantemente por él, su familia y las implicancias para su vida al coordinar distintas acciones, proyectos y visitas en distintos países en donde existen movimientos similares al GBU.

En esta oportunidad te presentamos el primero de cinco estudios. Los próximos aparecerán muy pronto en la página web. Por el momento estamos editándolos.

 

Cómo el Espíritu Santo trabajó en la construcción de la Iglesia de Cristo en el primer siglo

 

Me siento un poco avergonzado por la bienvenida que me han dado a este campamento, porque soy hermano como los demás. No me siento más especial que los demás. En la obra universitaria hablamos de "colaboradores". Somos todos colaboradores . Estoy muy agradecido de servir a la CIEE como colaborador.

 

Me ha gustado estar en Río Quino porque hay mucha lluvia. En Gales siempre llueve, tanto en el invierno como en el verano. Ha sido muy agradable este tiempo.

 

En Gales hablamos galés, y las palabras son sumamente largas. Por eso los predicadores galeses predican por mucho tiempo. Una sola frase dura como 5 minutos, para terminar un párrafo hay que esperar como 15 minutos. Por eso estoy seguro que será más rápido hablar con traducción del inglés al español.

 

Quiero comentarles de un cuento que habla de un predicador joven, cuando expuso su primer sermón. El trasfondo corresponde a una de esas iglesias en donde no se usan apuntes, donde piensan que un buen predicador es aquel que usa sólo la Biblia y sin apuntes y sólo es el Espíritu Santo quien le guía en la exposición. Entonces este predicador se puso a predicar y dijo: mi texto para hoy es ¡ahora vengo a ustedes! y entonces olvidó lo que iba a decir, entonces lo repitió, ¡he aquí que vengo a ustedes!, pero después de esta exclamación nada vino a su mente. En Gales hay un dicho: "si no tienes mucho que decir, hay que gritarlo más fuerte", de manera que este predicador, de gran estatura y fuerte, se apoyó fuertemente en el púlpito y con mucha fuerza gritó por tercera vez, ¡he aquí vengo a ustedes!. El púlpito se cayó, también él. Una mujer estaba sentada en el lugar donde él cayó. Él le dijo "lo siento mucho", sin embargo ella le respondió, "no tiene de qué disculparse, de hecho usted dijo tres veces que venía, ¡he aquí que vengo a ustedes!". Pero este no es el texto que quiero trabajar. Yo, además, usaré apuntes para que no me pase le que le pasó a este joven predicador.

 

Me han pedido que hable del tema del Espíritu Santo, me ha gustado el balancee del campamento. Se ha hablado de Apocalipsis, una de estas noches hablarán de sexualidad y hoy del Espíritu Santo. Esto demuestra que las Escrituras hablan a diversas áreas de nuestra vida. No solamente lo espiritual, Dios toca todas las áreas de nuestra vida. Esta es una de las características del GBU, tratamos de demostrar como la Palabra de Dios toca todas las áreas de la vida.

 

De las 5 charlas que expondré primero hablaré sobre un tema que a veces es controvertido, el bautismo y llenura del Espíritu Santo. En la segunda charla hablaré respecto a cómo el Espíritu Santo causó el crecimiento en la iglesia primitiva, cuáles son los factores que provocan el crecimiento en la obra de Dios. El tercer día , Cómo el Espíritu Santo trae unidad, cómo tratamos las tensiones y desacuerdos con la ayuda del Espíritu Santo. El cuarto día, "EL evangelismo contemporáneo", cómo el Espíritu Santo ayudó a Pablo a hablar y las lecciones de cómo podemos hablar a la gente hoy día en su contexto con la ayuda del Espíritu Santo. EL quinto día, quiero ver el Espíritu Santo y el sufrimiento y hacer una crítica a la doctrina de la prosperidad; cómo obra el Espíritu Santo en la gente que sufre y cómo se relaciona eso con la doctrina de salud y prosperidad.

 

Estudio 1. La llenura del Espíritu Santo. (Efesios 5: 18)

 

Quiero hablar primeramente acerca del bautismo del Espíritu Santo. Pienso que a veces hay una confusión entre llenura y bautismo del Espíritu Santo. Algunos quizá provienen de iglesias en donde el bautismo y llenura del Espíritu Santo son experiencias diferentes; mi punto de vista personal es que aunque a veces se confunden las dos, bíblicamente, creo que debemos decir que hay un solo bautismo pero pueden haber varias llenuras. Podemos discutir esto también.

 

La frase bautismo del Espíritu Santo se menciona sólo siete veces en todo el nuevo Testamento. En seis de estas instancias todas dicen lo mismo, que Jesús es quien viene a bautizar con el Espíritu Santo, es Jesús quien es el autor de este bautismo, él nos bautiza con el Espíritu. Cuatro de estas referencias se encuentran en los evangelios y las otras dos en los Hechos de los apóstoles. La única referencia del Bautismo de Espíritu Santo está en 1 Corintios 12:13. Usaré muchos versículos en esta exposición. El texto ya mencionado es muy importante, está en el contexto de recibir los dones espirituales. Todo el capítulo habla de cómo el Espíritu Santo regala diferentes dones a toda la iglesia. En la primera parte del capítulo Pablo dice "todos tenemos distintos dones y estos dones están dados para el bien común de la iglesia, porque todos somos parte de un solo cuerpo". Después de decir eso tenemos estos dos versículos: 1 Corintios 12:12-13. Ahora Pablo está hablando solamente de dones espirituales y del cuerpo de Cristo, es decir todos los creyente. Noten las tres palabras del versículo 12: (1)nosotros: un evento plural , pasa con todos los hijos de Dios, toda la iglesia de Corinto fue bautizada por el Espíritu, todos los que son creyentes. La iglesia de Corinto tuvo una mezcla de creyentes, algunos fueron muy dinámicos, otros probablemente fueron cristianos débiles. Anteriormente Pablo ha hecho referencias a estas personas como cristianos carnales y habían muchos problemas en la iglesia, pero aquí Pablo dice que todos fuimos bautizados por el mismo Espíritu. Los fuertes y los débiles, todos los que estaban en Cristo, todos fueron bautizados en el cuerpo de Cristo por un mismo Espíritu. No es una experiencia exclusiva para los "super santos", es la experiencia de todos los creyentes en el momento de la conversión. Cuando somos bautizados en el Cuerpo de Cristo, ¡todos, de manera universal! Es un tiempo que ha pasado, algo que ya pasó, esto implica que no es algo que tenga que repetirse. Así que es Cristo quien nos bautiza con el Espíritu en el cuerpo que es la iglesia, sean judíos, griegos, esclavos o libres, todos recibimos de un sólo Espíritu Santo. Pareciera ser que Pablo habla de la experiencia del Espíritu Santo para todos quienes han nacido de nuevo, entonces es imposible decir que uno es cristiano si no ha sido bautizado por el Espíritu Santo. Es una experiencia común de todos los creyentes.

 

La llenura del Espíritu Santo es diferente, algunas personas confunden este concepto con el bautismo del Espíritu Santo. Mientras Pablo explica que el bautismo es una experiencia única, se está bautizado una sola vez, sin embargo pueden tener muchas otras llenuras. Si miramos el Nuevo Testamento, podemos ver tres distintos contextos en donde ocurre la llenura del Espíritu Santo; miremos Hechos 6:2-5. Para aclarar el contexto hay que señalar que hay muchas viudas en la iglesia, son muy pobres. Los apóstoles dicen que tienen que dar su energía a la prédica del evangelio y a la enseñanza, pero deben nombrar personas para que sirvan las mesas, que hagan los trabajos prácticos. Normalmente uno no vincula estas tareas prácticas con el liderazgo dinámico. Están nombrando personas para servir a las mesas; noten las características de estas personas: llenas del Espíritu Santo y de sabiduría. Son los que sirven las mesas quienes son llenos del E. Santo, para dejar que los apóstoles dejen tiempo para la prédica de la Palabra y la enseñanza. No hablamos de un gran predicador para identificarlo como una persona llena del Espíritu Santo, si no, de la gente de la cocina. Esto nos muestra que el propósito o intención de Dios es que todos los creyentes sean llenos del Espíritu, puede ser un gran predicador, o el servidor de la mesa, o si estamos incluso limpiando los baños. Estos fueron los diáconos, la gente encargada de los trabajos prácticos. Y fueron llenos del Espíritu Santo y sabiduría.

 

A veces en la iglesia, miramos a un predicador y decimos ¡cuán lleno del Espíritu Santo es este hombre! pero Pablo dice que la gente corriente estaba también llena del Espíritu Santo. En otras palabras, debe ser la experiencia normal para todos los creyentes, no solo para esos Santos grandes. Quizás piensas que no tienes muchos dones espirituales, no eres quizás un gran orador, pero es el propósito de Dios que tu también seas lleno del Espíritu Santo, esto no es un privilegio de aquellos "grandes Santos".

 

En segundo lugar, algunas personas fueron llenas del Espíritu Santo para un propósito específico, Hechos 9:17. De acuerdo a esto el apóstol fue lleno del E. Santo para un propósito específico, la proclamación del evangelio. Algunos creyentes fueron llenos del Espíritu Santo para una tarea inmediata, miremos dos ejemplos: Hechos 4:8 y 31. El contexto de estos versículos corresponde a un período en que los creyentes estaban sujetos a tremenda presión. Los líderes judíos fueron muy hostiles hacia los creyentes, estaban preocupados o temerosos, de manera que esta llenura le permitió a Pedro hablar sin temor

a los líderes judíos. De manera que estuvo lleno del Espíritu Santo para esa tarea inmediata, esto podrías pasar con nosotros en el contexto universitario; estamos hablando con alguien en el casino, es muy hostil hacia nosotros y Dios nos da el valor y una palabra para responder. Nos llena con el Espíritu para que podamos proclamar con poder su Palabra.

 

En Hechos 7:55 vemos un ejemplo de hostilidad contra el evangelio. Es el capítulo donde apedrean a Esteban, todo el mundo está en contra de él. ¿Qué hace Dios?, le llena con el Espíritu Santo para que pueda proclamar con poder y valor.

 

Estas son las tres instancias en el N. Testamento donde la gente está llena del E. Santo, tres tipos de personas, los diáconos que sirven a las meses, los creyentes corrientes , Segundo, los que reciben el Espíritu para una tarea específica de proclamación y, tercero, algunos como Pedro y Esteban que recibieron poder del E. Santo para proclamar el evangelio en un momento específico de hostilidad.

 

En el N. Testamento no hay ningún mandamiento a bautizarse por el E. Santo, nunca nos manda a ser bautizados por el E. Santo; es una obra soberana de Dios donde él nos bautiza en el cuerpo de Cristo por el E. Santo, pero nos manda a buscar la llenura del E. Santo.

 

En Efesios 5:18 encontramos que Pablo nos invita a llenarnos del espíritu Santo. En la iglesia de Corinto los hermanos habían sido bautizados por el Espíritu Santo con dones espirituales tremendos, pero a la vez fueron culpables de ser muy poco espirituales por sus celos, discordias, discusiones entre ellos, en otras palabras fueron bautizados por el E. Santo, pero habían momentos cuando no estaban llenos del Espíritu Santo, puesto que cuando hay discordias y celos entre la gente, eso indica que actuamos de manera más carnal y que no estamos llenos del E. Santo.

 

Algunos dicen que la marca de estar lleno del Espíritu Santo es hablar en lenguas; si se estudia cuidadosamente los hechos de los apóstoles encontrarás diez casos en que la gente está llena del Espíritu, sin embargo, solamente tres de estos casos señalan el hablar en lenguas.

 

1. Obstáculos para la llenura del Espíritu Santo.

 

¿Qué nos estorba para ser llenos del Espíritu?. Quiero sugerir tres cosas:

 

  1. No somos llenos cuando apagamos el Espíritu y Pablo hace referencia a eso en I Tesalonicences 5:19. Qué significa apagar el Espíritu, cuando negamos su poder y no le damos espacio donde trabajar. Quizás venimos de un trasfondo en donde sabemos de los excesos o extremos. Algunas personas hablan de evidencias del Espíritu pero se refieren a extremos y como una reacción algunas personas tienen temor del Espíritu. Este no es el propósito de Dios para nosotros. A veces tomamos un paso para atrás cuando se nos dice "no el Espíritu Santo no puede hacer eso", "no hay sanidad hoy día, no hay milagros, esos días han pasado", es decir se niega el poder del Espíritu. Daré tres ejemplos: estuve en una iglesia en una reunión de oración y alguien oraba en voz alta y decía "Señor espero que nada sobre natural pase en esta iglesia", en otras reunión de oración alguien oraba "Señor si hay aún una chispa de avivamiento en esta iglesia, espero la apagues con agua", este hermano no quería que ocurra nada. Hablaba con un hermano que ha sido líder por 50 años en una iglesia , es un anciano y le dije "supongo que ha visto muchos cambios en todos estos 50 años", y él anciano me dijo "Sí, me he opuesto a cada uno de estos". Algunas personas son así, no dan lugar al Espíritu Santo por que han visto tantos excesos o abusos que tienen temor de ver el Espíritu Santo obrando. Un teólogo dijo: "en algunas iglesias estamos muy preocupados por el orden, pero el lugar más ordenado en el pueblo es el cementerio", algunos quizás venimos de este trasfondo y quizás debemos leer de nuevo el Nuevo Testamento y orar "Señor, por favor déjame abrirme a la obra soberana tuya. Si quieres hacer algo nuevo, por favor déjame ser abierto", sobre todo si somos tímidos. Debemos cuidarnos de no apagar el Espíritu.
  2.  

  3. Un segundo estorbo se encuentra en Efesios 4:30-32. La segunda manera en la cual estorbamos la llenura del Espíritu Santo es agraviando o entristeciendo al Espíritu por nuestro comportamiento carnal. Veamos los ejemplos de Pablo: Amargura, cuando un creyente guarda rencor amargo hacia otra persona no puede ser lleno del Espíritu. Si hay alguien que guarda rencor contra otros entristece al Espíritu Santo y niega su obra.
  4.  

    Ira, calumnias; en muchas iglesias encontrarán sermones en contra del adulterio pero no encontrarán sermones en contra de las calumnias; en Romanos 1, en el mismo versículo Pablo pone en el mismo lugar la calumnia y el asesinato, porque de la manera que se puede matar a alguien físicamente, se puede asesinar el carácter de la persona por una calumnia. Hay un proverbio español que dice: "Así como la lengua tiene sólo 5 centímetros, sin embargo puede cortar a un hombre de un metro ochenta", también hay un proverbio japonés que dice "Si alguien te cuenta calumnias, también contará calumnias en contra tuyo". Las calumnias son inaceptables, es una marca de que no estamos llenos del Espíritu Santo.

     

    Efesios 5:2, "lleven una vida de amor", versículo 3, "no den paso a la inmoralidad sexual, ni a la avaricia", versículo 4 "no den paso a conversaciones necias o palabras indecentes". Si estamos viviendo vidas inmorales no podemos esperar ser llenos del Espíritu. Pablo nos habla de nuestro lenguaje, de nuestra moralidad sexual, de nuestro dinero y del materialismo.

     

    Un hombre escribió un libro llamado "Ídolos de nuestro tiempo" y dijo que el materialismo es uno de los ídolos contemporáneos. Uno puede ser muy materialista aún si viene de un hogar humilde, algunos piensan que los únicos materialistas son los que tienen mucho dinero, pero eso no es verdad. Donde nací era un área en donde todas las casas eran del gobierno, nadie era dueño de su propia casa, la gente era muy pobre pero a la vez tenía mucha avaricia. Ninguno tenía dinero, pero fueron casi todos materialistas. Pablo dice que ese tipo de comportamiento pagano entorpece la llenura del Espíritu Santo y niega su poder para que obre en nosotros. El Espíritu Santo llena al que quiere vivir una vida santa. Si tuviéramos un vaso y queremos llenarlo con agua y si hubiera un poco de suciedad en el fondo del vaso lo limpiaría antes de llenarlo, de manera parecida una preparación para la llenura es la limpieza confesando nuestros pecados y arrepintiéndonos.

     

  5. Dejamos de ser llenos del Espíritu Santo cuando dejamos de lado el ser enseñados por la Palabra de Dios. Efesios 5:18 "No se emborrachen con vino, al contrario, sean llenos del Espíritu". este sí es un mandamiento. Dios quiere que todo su pueblo sea lleno del Espíritu. Si se pudiera leer en el texto griego, el sentido usado es en presente continuo, entonces la frase sería algo así como "sigue siendo lleno del Espíritu". Pablo explica que es posible haber sido lleno del Espíritu Santo en el paso pero no ahora, en este momento. Este es también un buen argumento para que vayamos cada mañana a Dios pidiendo "Señor por favor límpiame hoy y lléname de nuevo para que pueda hablar de ti".

 

Algunas personas quizás han tenido una tremenda experiencia en el pasado, pero no es el propósito de Dios simplemente en las experiencias lindas del pasado, él quiere que sigamos siendo llenos. Hay tres puntos importantes:

 

  1. Es un mandamiento, nos manda a ser llenos
  2. Es tiempo presente, no mirando atrás al pasado. Dios quiere que sigamos siendo llenos en el presente
  3. Es plural, es para todos los creyentes, habla a toda la iglesia de Éfeso, no habla sólo a los "super Santos". Quizás pienses que eres uno de los Santos más débiles en toda la historia de la iglesia, pero Dios te dice a ti, como también a ese pastor dinámico, "tú sigue siendo lleno del Espíritu", y esto no es un privilegio de aquellos "super Santos".

 

 

2. Las evidencias de ser llenos del Espíritu:

 

Pareciera ser que hay tres evidencias importantes en el Nuevo Testamento:

 

  1. En relación al mundo, el cristiano habla la Palabra de Dios con poder.
  2. ¿Cómo podemos saber si alguien está lleno del Espíritu? El creyente que está lleno del Espíritu Santo, habla la Palabra de Dios con poder y valor al mundo. Mencioné en los Hechos de los apóstoles que de todos los lugares donde dice que la gente fue llena del Espíritu, en solamente tres casos hablaron en lenguas, pero en casi todos los casos fueron llenos del Espíritu y hablaban la Palabra de Dios con poder. Miremos solamente dos ejemplos, en Hechos 4:8 y 31 veremos que estos hermanos que fueron llenos del Espíritu hablaron la Palabra de Dios sin temor. En Hechos 13:9-10, Pablo habla con un mago. Pablo fue enfrentado por el mago, fue lleno del Espíritu y habló sin temor; lo mismo en Hechos 2, el Espíritu Santo cayó sobre los creyentes y Pedro habló la palabra de Dios sin temor en el día de pentecostés. Es imposible ser llenos del Espíritu y mantener en uno mismo el mensaje. En relación con el mundo, uno de los indicadores de ser llenos del Espíritu es que hablamos la Palabra de Dios sin temor. ¿Tienes temor de hablar la Palabra de Dios?. Quizás si eres muy tímido y tienes temor, deberías ir a Dios y dile "Señor quiero compartir el evangelio con mis amigos, con mi familia, pero tengo temor, por favor lléname con tu Espíritu Santo para que pueda hablar sin temor"

     

  3. En relación a la Iglesia, siendo una comunidad que vive en armonía.
  4. Efesios 5: 18-20. Pablo dice sean llenos del Espíritu Santo, entonces nos muestra los indicadores de ser llenos del Espíritu en relación con los otros creyentes. Hay dos cosas:

    (1)¿Cómo debemos relacionarnos con otros creyentes si somos llenos del Espíritu?, esto no está en el texto, el texto nos llama a una koinonía genuina. Uno de los indicadores de un creyente lleno del Espíritu es que él o ella siempre está tratando de animar a otros, no siempre citando referencias bíblicas, también diciendo "¡vamos hermano!", "¡sigamos juntos!, sé que la vida es difícil en tu caso, pero estoy orando por ti , estoy a tu lado, te acompañaré", esto sí es un indicador de ser llenos del Espíritu. En el versículo 21 encontramos una sorpresa, un indicador de ser llenos del Espíritu Santo es el someterse unos a otros, que aparece 32 veces en el Nuevo Testamento. (2)Muchas personas en la iglesia contemporánea dicen que uno está lleno del Espíritu cuando es un líder "macho", cuando está forzando a los demás, pero Pablo aquí dice lo opuesto; el indicador de ser lleno del Espíritu es someterse a los demás. Comparado con lo que a veces vemos en algunas iglesias, según Pablo el someterse los unos a los otros es una expresión del Espíritu Santo, una evidencia. Esto sí es una sorpresa, algo diferente a lo que normalmente oímos o vemos.

     

  5. En relación a Dios, tener siempre una actitud de gratitud a Dios.

Efesios 5:20 La consecuencia de ser llenos del Espíritu es mostrar gratitud a Dios. Si alguien está constantemente con gratitud hacia Dios es una marca que está lleno del Espíritu , puesto que es el Espíritu Santo quien nos da esta disposición de gratitud.

¿Cuál es el mandamiento más común en toda la Biblia? ¡alaba a Dios! Es un mandamiento. Al recordar los hechos del pasado, alabamos al Señor . En los Salmos el autor dice recuerda cómo Dios hizo todo eso, cómo nos salvó de Egipto, cruzamos el Río Jordán, entramos a la tierra prometida Israel, así ¡alaben al Señor!. Una persona dijo, la primera señal de una vida decaída es la falta de gratitud. Sabemos que alguien está decaído si constantemente son críticos y han perdido la suavidad de un corazón lleno de gratitud. El mandamiento es ser agradecido en cada situación.

Les comento una ilustración: "había un irlandés y su nombre es Paddy, siempre estaba agradecido a Dios. En Irlanda llueve mucho, en esta ocasión estaba lloviendo todo el día; entonces dos hombres fueron a él y dijeron: ¡vamos a hacerle una trampa!, ellos decían ¡no puede ser agradecido por esto! (en referencia a la lluvia de todo el día). Ellos le dijeron a Paddy, ¿de qué estás agradecido hoy día?, él pensó un momento y dijo "solamente doy gracias a Dios que todos los días no son como hoy" y así, al igual que Paddy es todo lo que podemos decir algunas veces.

Noten que la Biblia dice que en medio de todo debemos dar gracias a Dios, les comento otra ilustración personal: "Hace trece años, mi hija murió. Tenía una sola hija. Nació con un problema grave y no vio su primer cumpleaños. ¿Qué debo hacer en esta situación?, no puedo dar gracias a Dios porque murió, pero en medio de su muerte puedo dar gracias a Dios que tengo la esperanza de vida eterna, que un día la voy a ver de nuevo". Da gracias a Dios por las promesas de la Biblia, por la ayuda de su gracia, por el apoyo de su pueblo. El no creyente no tiene nada de eso. Noten la diferencia. No tenemos que dar gracias por todo si nuestra madre muere o si tu papá es alcohólico. No damos gracias a Dios por eso, pero damos gracias a Dios que en medio de estas instancias no estamos solos, porque él promete ayudarnos, brindarnos su gracia, estar con nosotros. Eso es vivir de manera madura. No estoy hablando en contra del don de lenguas, pero es una marca de madurez dar gracias a Dios en medio de las dificultades más que hablar en lenguas; es una marca de ser lleno del Espíritu. Debemos pedir a Dios en el comienzo de cada día "Señor ayúdame, no importa lo que me pase, a mantener un Espíritu agradecido hacia ti"

 

 

Los tres indicadores de la llenura del Espíritu Santo: Hablar sin temor la Palabra de Dios al no creyente, un compromiso a animar a los creyentes y someterse los unos a los otros y tercero, un Espíritu agradecido a Dios. Si se encuentran estas tres cosas en nuestra vida, muestran que somos llenos del Espíritu y debemos buscar cultivarlas. Debemos buscar a Dios para que nos llene día tras día.

 

 

3. ¿Cómo Podemos ser llenos del Espíritu Santo?

 

Les invito a reflexionar en tres versículos: Juan 7:37-39 "...Si alguno tiene sed, venga a mi y beba..."

 

Un predicador dijo, este pasaje debe ser escrito en oro, porque si uno quiere ser lleno del Espíritu de Dios aquí hay unos pasos a seguir:

 

  1. Tienes que tener sed del Espíritu Santo, y si no tienes sed tienes que ir a Dios y pedirle que te de sed
  2. Venir a Cristo, en griego significa seguir viniendo. Ser lleno frecuentemente
  3. Bebe . Algunos saben que Cristo es la fuente, pero no van a él a beber, van al pastor. Juan no dice que necesitas la imposición de manos del pastor para ser lleno, dice solamente: ven a Cristo. No habla de nadie más entre medio. Bebe y confía en él, cree en él. El que salva también es el que nos llena

 

Dios permite que todos seamos bautizados con el Espíritu. Este bautismo ya ha pasado si has creído en Cristo, pero también, Dios quiere que diariamente seamos llenos del Espíritu, para que podamos hablar su Palabra sin temor, animar a los otros creyentes y vivir vidas con la característica de la alabanza y gratitud.

 

 

Traductor: Graeme Peters

Transcriptor y editor: Jorge Antileo

 

Volver