Make your own free website on Tripod.com

Amsterdam 2000

29 de julio al 6 de agosto de 2000

 

 

Sobre 10.000 delegados de más de 200 países del mundo se dieron cita a la Conferencia de Evangelistas convocada por la Asociación Evangelística Billy Graham (AEBG) en Amsterdam, Holanda.

 

¡Qué maravilloso fue haber compartido con hermanas y hermanos de toda “lengua, tribu, pueblo y nación”!  Agradezco al Señor por haber tenido este privilegio.

 

El Señor nos permitió disfrutar del encuentro y comunión entre muchos hermanos, diversos ministerios, muchas realidades, pero una sola fe, un mismo propósito: Proclamar a Cristo a todas las naciones.

 

Encuentros: Con quienes primero compartí fue con pastores de Chile (fuimos 59 delegados), que aquí en mi país es muy difícil hacerlo (por distancia geográfica y ausencia de espacios de encuentro). Ya en el aeropuerto de Chile disfrutamos de un rico ambiente de camaradería bajo el liderazgo administrativo del pastor Gastón Carrasco y la lideranza del obispo Francisco Anabalón. Antes de abordar oramos y cantamos dando testimonio que no éramos un grupo común y corriente, sino un grupo de “hermanos en Cristo”.  Rumbo a Amsterdam, hicimos escala en Frankfurt, lugar en donde tuve la posibilidad de reunirme con mi amigo y maestro Uli Schlappa, compartiendo un kuchen de ricota , nos pusimos al día en cuanto a lo que pasaba en nuestras vidas hasta ese momento. En Amsterdam ya me vi obligado a entablar conversación con hermanos de distintas latitudes, recuerdo conversaciones con hermanos de India, Nepal, Islas Mauricio, Fiji, Polonia, Micronesia, Holanda, etc. ¡Qué maravilloso es compartir un mismo sentir!, pese a las diferencias culturales, de idioma, color de piel y contexto, a propósito de esto último, algunos hermanos con los que compartí  viven en circunstancias de bastante hostilidad por la opresión del islamismo, hinduísmo, etc. Una noche en plenaria nos hicieron orar de a tres,  fue maravilloso escuchar a un mismo tiempo tantas lenguas. A mi me correspondió orar en español e inglés con un hermano africano y boliviano, y doy gracias al Señor porque en mi modesto inglés pude comunicarme.

 

La organización: Al llegar a Amsterdam percibíamos la calidad en materia de administración de la Conferencia, un nivel de excelencia y profesionalismo increíble, el traslado en bus y tren, la entrega de materiales y regalos (Biblia, libros, ropa, videos, CD rooms, etc.), la distribución a nuestro lugar de alojamiento, las comidas y la movilización. A la delegación chilena, en su mayoría nos correspondió hospedarnos en Utrecht a 30 minutos de Amsterdam y nos trasladábamos en tren al centro de conferencias RAI, en donde se realizó el evento.

 

Exposiciones/Seminarios: Mi gran sorpresa fue encontrarme con expositores muy conocidos por su literatura o vinculación a la CIEE, por ejemplo John Stott (El mensaje del evangelista está basado en la Biblia), Dr. J. I. Packer (El contenido del Evangelio), Dr. Ravi Zacharias (La predicación evangelística en el s XXI, Barreras de la mente y anhelos del corazón),  Gottfried Osei Mensah ( el fue uno de los que presidió la conferencia), George Carey, Arzobispo Anglicano (Predicando a Cristo en un mundo quebrantado), Anne Graham Lotz (El evangelista y la Biblia), Pablo Finkenbinder, el “hermano Pablo” (El evangelista depende del  Espíritu Santo), Antoine Rutaysire, Rwanda (El evangelista predica y vive la cruz)... puedo seguir mencionando expositores y temas, fueron muchos más.  A modo de resumen, la centralidad de la cruz en nuestro vivir y en la expresión del mensaje evangelístico, la Palabra en la vida y predicación, el estar atentos a nuestro contexto postmoderno, el trabajo evangelístico en unidad y por la unidad del pueblo cristiano y una ética consecuente a las demandas del reino, fueron los principales temas que marcaron contenido para mi vida y agenda ministerial.

 

Como un testimonio más personal quiero destacar lo impactante y desafiante que fue para mí compartir dos seminarios con personas muy especiales:

 

Joni Eareckson Tada, más conocida como Joni, una mujer cuadripléjica que dirige el ministerio “Joni and friends” y autora de varios libros. Joni nos inspiró con su testimonio de vida, quien pese a sus circunstancias es una mujer que valora la vida e invita y trabajar para que quienes están afectados por circunstancias tan difíciles, especialmente los minusválidos, conozcan a Cristo y además tengan acceso a instrumentos médicos que le permitan un mejor vivir. Ella, con mucha autoriadad,  nos invitó a asumir la pastoral del sufrimiento.

La otra persona fue el “Hermano Pablo” junto a su esposa Linda. Ellos nos constriñeron con su testimonio matrimonial, realista, humilde y pastoral. (Si alguno quisiera tener contacto con este último seminario tengo el cassette grabado)

 

En cuanto a contactos y futuros proyectos para el GBU, hice algunos trámites que espero se materialicen a la brevedad, ruego sus oraciones.

 

Más información: Si alguno de ustedes quisiera saber más de esta conferencia, o tener acceso a las exposiciones, todo ello está disponible en el sitio web: www.amsterdam2000.org   Este sitio estará  disponible hasta diciembre de 2000.

 

La ciudad: Amsterdam es una ciudad muy ordenada , tranquila y bella. Hay áreas verdes maravillosas, muchas flores, por todas partes. Pude conocer el museo de Vincent van Gogh y el Rijkmuseum, en donde hay muchas pinturas de Rembrandt.

Mucha gente relaciona a Amsterdam con su imagen de ser una de las ciudades más liberales del mundo. Es cierto que hay signos de actitudes pecaminosas, que también existen en nuestro país, la única gran diferencia es que allá pareciera ser que no hay tanto sinismo como aca. En todo caso, aunque hay espacios de tentación, sentí mucha tristeza y repulsión al ver expresiones abiertas de pecado (por ejemplo muchos homosexuales y prostitución y venta de drogas legalizada) y también ver personas que están recibiendo la retribución del pecado, por ejemplo jóvenes con dependencia física de

drogas, que gracias a Dios  no son tan comunes en Chile.  Una escena que me preocupó fue ver algunos templos, que siglos atrás fueron testigos de la reforma protestante y todos sus cambios, hoy transformados en museos en donde hay que pagar para entrar a mirar y otros transformados en oficinas comerciales. Ver esto me produjo tristeza y un sentimiento de advertencia.

 

Agradecimientos: ¡Al Señor  en primer lugar!  Agradezco los contactos que hizo mi pastor Eduardo Jakob para que tuviera acceso a la invitación de parte de la AEBG, agradezco a AEBG, institución que costeó mis pasajes para que yo pudiese participar y nos brindara este espacio de “oxigenación” para quienes trabajamos en ministerios evangelísticos, como también agradezco la visión de amigos en el extranjero que derivaron aportes para cofinanciar mi estadía en dicha conferencia. A muchos de ustedes, gracias por sus oraciones y palabras de aliento.

 

Jorge Antileo Neculhueque

Secretario General