Make your own free website on Tripod.com

Evaluación del Plan trienal 1998-2000

 

 

 

 

1.  Evangelización:

 

a. Actividades evangelísticas:  Veo iniciativa estudiantil, una nueva generación de estudiantes. El objetivo de proclamar a Cristo como Señor en la Universidad es claro y común en todos los grupos,

Se han realizado actividades masivas como: Expo Biblias en Iquique, Concep-ción, Temuco y La Serena;  entrega de N. Testamentos por medio de actividades públicas en Valdivia (choripanes y conciertos), Osorno y grupos de Santiago; concierto en  Los Ángeles, etc.

Percibo que en muchos casos las actividades masivas nos permiten culminar un proceso de evangelización que comienza con el testimonio de vida de cada estudiante con sus amigos. Damos la gloria al Señor por que en este año hemos visto frutos de estas actividades evangelísticas: estudiantes que han conocido al Señor de la vida.

 

b. Cada año se planificó la estrategia anual en el encuentro Ampliado en Río Quino, mes de marzo

 

c. Núcleos: En nuestra estrategia es importante mantener y reforzar el trabajo de los núcleos en donde sea prioritario el Estudio Bíblico Inductivo, actividad que se realiza en varios núcleos,  pero en otros ha quedado de lado, situación que esperamos se revierta en este nuevo período. Hemos notado un incremento de núcleos en Santiago, Temuco y Concepción.

 

d. Materiales de intercambio no se realizaron.

 

e. Temas y talleres sobre la Universidad no se han realizado en este año, pero sí en el trienio.

 

f. Nuevos grupos: pareciera ser que se está reactivando el grupo de La Serena. Se han reactivado los grupos de Chillán y Valparaíso. Sin embargo hay muchas otras ciudades y también Universidades y Campus en donde no hay presencia del GBUCh. ¡Quiera el Señor enviar obreros a su mies.

         

En relación al objetivo 1 del plan trienal,  éste se ha cumplido en un 90% durante el trienio.

 

 

2. Relaciones con otros organismos, Acompañamiento, Comunión y celebración:

 

a. Relación con iglesias: considero que en términos generales la relación del GBU con las iglesias es muy buena. Creo que esto se debe a un compromiso activo de nuestros líderes más que teórico. Hay apoyo de las iglesias a nuestros líderes y cuando nos hemos acercado a alguna de ellas hemos encontrado puertas abiertas. Reconozco que nos ha faltado coordinar una estrategia nacional para mejorar esta relación.

 

b. Contacto con la Unión Bíblica: seguimos promoviendo y distribuyendo la serie de devocionales: Encuentro con Dios.

 

c. Visitas a los grupos locales: Se priorizó a aquellos grupos que no tienen asesores. Este año el  S. General visitó a todos los grupos. También realizaron visitas  Andrea Báez a los grupos de la zona norte, Verónica a la Zona Maule Bio Bio y Graeme a los grupos de la zona Sur. La Directiva Estudiantil Nacional visitó los grupos de la zona norte y  Maule Bio Bio. Este año también el Colaborador Daniel Varela visitó a los grupos de la zona norte.

No vi  iniciativas de grupos locales en apoyar a grupos cercanos, con la exepción de los grupos de Santiago.

 

d. Ministerio de adoración: Se ha hecho un taller  en el Seminario pasado respecto al arte de alabar y adorar. Lamentablemente no se ha podido edi-tar correctamente el cancionero nacional y tampoco existe una carpeta de intercambio sobre música.

 

e. Instancias de Celebración y Camaradería:  Este año no hubo cena de integración a recién egresados. Se ha celebrado el aniversario del GBUCh en algunos grupos como Santiago y Valdivia. El CA convocó y organizó un paseo de profesionales en Santiago.

 

f. Vinculación de profesionales al GBUCh, ha sido una tarea limitada al campamento de verano en este año. Se requiere de profesionales con compro-miso y visión para trabajar esta área.

 

Estimo que este objetivo del Plan Trienal (2) se cumplió en un 80% durante el trienio.

 

 

3. Capacitar y editar.

 

a. Eventos según PLANACAP: Se realizaron todos los eventos estu-diantiles y el Encuentro ampliado res-pondió de alguna forma como un evento de apoyo a los colaboradores estu-diantiles y profesionales.

 

b. Disciplina en oración y com-promisos:  Si bien es cierto se han promovido instancias de oración y ayuno nacional como El día mundial del Estudiante y la presentación del segun-do semestre, creo que no es suficiente, nos falta orar más. El tiempo devocional se ha enfatizado en nuestros eventos de capacitación.

Los proyectos que nos hemos trazado se han ido cumpliendo, reconociendo sí que el trabajo con voluntarios muchas veces implica retrasos y algunas veces la frustración de tener que comenzar de nuevo el proyecto con otra persona.

 

c. Mayordomía y administración en grupos locales: Se ha editado el “Manual del GBUista” y el manual de descripción de funciones de un evento del GBU. En la práctica no se han hecho talleres.

 

d. Sistematización de talleres y exposiciones de eventos: En la práctica no se ha hecho, fundamentalmente por falta de personal.

 

e. Participación en eventos de la CIEE: 19 estudiantes y el S. General partici-paron del Encuentro Cono Sur en Bs. Aires, en enero pasado. Verónica Gallegos y Daniel Quiñelén participaron del Encuentro de obreros de la CIEE en Quito, en febrero pasado. Verónica Gallegos, Evelyn Silva, Siegfried Sander y Jorge Antileo participaron del Encuen-tro de Secretarios Generales, Capaci-tadores y miembros de CA en Quito, en agosto pasado. Inmediatamente des-pués, estos últimos hermanos junto a Leocricia Pardo asistieron también al Congreso de Evangelización CLADE IV, en esta misma ciudad.

 

f. Contacto con editoriales amigas: Tenemos buena correspondencia y confianza de operaciones con Certeza Argentina, PUMA Perú, Andamio España, Kairós Argentina, Lámpara de Bolivia. Hemos aprovechado los eventos para trasladar libros afines a los intereses del GBUCh. Quiero hacer notar que nos es difícil administrar desde la oficina una sala de difusión, venta y contacto con las editoriales por falta de personal y asuntos legales (impuestos).

 

g. Libro “Al Sur de Nuestra Historia”, Paulina Ossa. Se publicó en el año 1999 y hoy está disponible en la página web del GBUCh. Quedan pendientes por escribir los fascículos 2 y 3 para terminar este proyecto.

 

h. Instrumento de Relaciones Públicas: No se ha editado el Boletín Edén este año por problemas de presupuesto y de personal. Se ha construido la Página web del GBUCh haciendo la salvedad que hay ocasiones en que no tenemos el tiempo ni los recursos humanos para actualizarla como quisiéramos.  

 

De acuerdo a lo anterior, estimo que hemos cumplido en un 70% lo planificado en este objetivo (3)

 

4. Apoyar y Servir:

 

a. Formar y mantener un grupo de colaboradores: En este momento conta-mos con el apoyo de Raúl y Paula Saa-vedra (Asesores auxiliares), Juliano y Patricia Rojas en Iquique, Julio Arriagada en Concepción,  Judith y Mauricio Pino en Temuco. Estos hermanos destinan tiempo y recursos para acompañar a los estu-diantes en la misión. Quisiéramos contar con un mayor número de colaboradores.    El GBU posee un registro de egresados, pero espera también iniciativas.

 

b. Espíritu de Servicio: Este año no se realizó ningún campamento de servicio en el verano con el fin de privilegiar la asis-tencia al campamento nacional, con motivo de la visita de Lindsay Brown. Sin embargo se realizó una escuela Bíblica de Vaca-ciones en la escuela cercana al campa-mento.  Reconocemos que esta área sigue siendo una debilidad.

Se han mantenido los comedores univer-sitarios de Valdivia y Temuco. Concepción ha hecho intentos por instaurar un progra-ma de entrega de 200 colaciones frías diarias en la U. del Bio Bio. El proyecto postergó su ejecución para el año 2001.

El núcleo de la Fac. de Medicina norte desarrolla con cierta regularidad operativos de salud en distintas regiones del país convocando a estudiantes y profesionales del área.

Durante el presente año no se han realizado actividades de trabajo estudiantil en Río Quino.

 

c. Apoyo a misioneros: En la mayoría de los eventos del GBU se ha solicitado una ofrenda para apoyar al ministerio del matrimonio Vázquez-Marín en Panamá.

 

Estimo que hemos cumplido  en un 80% el Plan durante el trienio.

 

 

5. Administrar y construir.

 

a. Mejorar las finanzas: Considero que sigue siendo una dificultad involucrar a nuevos donadores. Si miramos la enorme cantidad de profesionales que han pasado por el movimiento y ver la cifra de donadores (aprox. 70) eso muchas veces nos causa desánimo. Durante el presente año y en el trienio se han hecho muchos esfuerzos para incrementar la cifra de donadores y la respuesta ha sido muy poco.

Los grupos estudiantiles locales en el presente año no han hecho sus aportes a la Misión Estudiantil. Sólo dos grupos de Santiago (oriente y centro).

La estrategia de tener algunos recau-dadores locales tampoco fue eficiente.

 

b. Modernización de la oficina. Dado a que los ingresos no han  sido sufi-cientes, se ha priorizado el  financia-miento de aquellos compromisos básico para responder a las obligaciones del GBU con el personal contratado y a la misión estudiantil. No se han podido hacer mayores adquisiciones o repara-ciones por falta de presupuesto. La habilitación de la oficina de Andrea  se ha podido realizar con el mínimo de recursos y mano de obra voluntaria.

 

c. Construcción Campamento Río Quino: No se ha podido conseguir el financiamiento requerido para finalizar la construcción del campamento. Los administradores del recinto del campa-mento han tenido un muy buen desem-peño y su remuneración ha podido cubrirse con el aporte de algunos profe-sionales.

Existe la comisión “Río Quino”, que ha estado trabajando con la consultoría de ingeniero calculista, arquitecto y una empresa constructora para  definir des-de una perspectiva ingenieril, arquitec-tónica y legal los pasos a seguir en la construcción.

 

Me atrevería a decir que hemos cumplido el objetivo 5 en un 80%.

 

Comentarios finales:

 

Al mirar el Plan en términos muy generales, podría decir que hemos cumplido en aproximadamente un 80% las estrategias que nos planteamos en 1997 cuando aprobamos este Plan. Lo que no significa que hemos conseguido el 80% de las metas planteadas.

Reconozco también que las intenciones para cumplirlo  y esperar los resultados en un 100% siempre existieron, pero debemos reconocer que durante este trienio hemos tenido pocos obreros. Reconocemos la enorme necesidad de obreros asesores y voluntarios.

 

Quiero hacer un reconocimiento con gratitud al Señor por aquellos estu-diantes que han visto al GBU como un campo de misión y han asumido un compromiso particular con la obra universitaria. Que el Señor les recom-pense grandemente, ustedes son el eje de la misión en los Centros de Edu-cación Superior.

 

Quiero agradecer también a los profe-sionales que han dispuesto sus vidas para comprometerse activamente en la obra universitaria, me refiero a los ase-sores que con amor, paciencia y espe-ranza continúan proyectándose en la obra universitaria. Quiero referirme también a aquellos profesionales que  pese a tener un trabajo exigente, desti-nan un tiempo sacrificial para apoyar decididamente al ministerio estudiantil, me refiero a los miembros del comité administrativo y a los asesores auxiliares y colaboradores de regiones. Muchas gracias.

 

En cuanto a recursos financieros, agra-decemos a todos quienes con amor al GBU y al Señor han dado sus aportes de una manera sacrificial y nos han respaldado en oración, sin embargo nos da tristeza saber que hay profesionales que recibieron mucho del Señor en la vida estudiantil y se han olvidado de su compromiso en el sostenimiento de su obra

 

Al analizar el movimiento descubrimos su fragilidad estructural, su pobreza en cuanto a recursos y su escaso tiempo de duración de cada generación estudiantil, situación que no nos permite hacer proyectos a largo plazo. En todo esto vemos de manifiesto el poder de Dios, su soberanía, su riqueza y la conducción del Espíritu Santo. Un regalo hermoso es el liderazgo estudiantil con el que contamos, que esca-pa al perfil del estudiante postmoderno de hoy.

 

Al Señor sea la gloria.

 

Jorge Antileo Neculhueque

Secretario General.