Make your own free website on Tripod.com

 

Libro: "Al sur de nuestra historia"

 

 

 

 

 

 

 

 

AL SUR

DE

NUESTRA HISTORIA

 

 

 

Los Orígenes del Grupo Bíblico Universitario de Chile: 1962-1970

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Paulina Ossa Magaña

Licenciada en historia y estudiante de periodismo,

Pontificia Universidad Católica de Chile

 

AGRADECIMIENTOS

 

 

Esta historia fue posible gracias al trabajo conjunto de la autora, con el asesor por Santiago, Rubén Cifuentes. El prestó una valiosa ayuda recopilando el material necesario para la documentación de este facsímil. Además, Organizó los documentos en un archivo cronológico, concertó las entrevistas, ayudó en la redacción y en la presentación del proyecto en las instancias oficiales del movimiento, en que fue necesario presentar un informe.

 

Queremos agradecer la cooperación de Felicity Houghton, Alberto Bull, Konrad Pfeiffer, Gemima Cortés y su marido Daniel Guevara, quienes -en entrevistas personales- nos proporcionaron información fundamental sobre los orígenes del GBU. Adicionalmente, Alberto Bull corrigió un primer borrador de este documento.

 

José Luis Valdivia, estudiante de inglés en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, colaboró en la traducción del documento en inglés escrito por John White.

 

Finalmente, el Secretario General Jorge Antileo, aterrizó este proyecto haciendo una evaluación económica del mismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Estudio bíblico inductivo, Felicity, núcleo, estatutos, bases de fe, campamento, Río Quino, líderazgo estudiantil, iniciativa estudiantil, CIEE. Son las primeras palabras que oyen al llegar al GBU o GBUCh como algunos dicen también. Quizá para muchos, estas palabras son partes de un puzzle que sólo al final del paso por la universidad, llegan a componer. Pero el movimiento no es sólo un cúmulo de experiencias personales, que inician la misión estudiantil. El GBU es mucho más, es la obra del Señor en medio de las universidades chilenas. Una influencia que se ha experimentado desde los orígenes, en los años ´60, hasta nuestros días. A esto le llamamos la historia del GBUCh.

 

Si miramos al pasado, todo se vuelve una nebulosa. Al pensar en los inicios, palabras más oscuras aún se vienen a la mente, como por ejemplo "Historia del GBUCh". Probablemente más de alguno se habrá preguntado alguna vez, de dónde viene y cuando comenzó esto que conocemos como GBU. Quizá ocupaciones más urgentes nos hicieron caer en una amnesia histórica. También es posible que la sola idea de aprender historia, nos haya hecho sentir cansados de antemano. Comprensible.

 

Pero la historia que ahora queremos conocer no es una descripción pretérita de individuos que no tienen nada que ver con nosotros y que huelen a antiguo. No son los datos aburridos que algunos aprendieron en el colegio. Es el origen de una obra universitaria de la cual somos parte cada día, desde el momento en que participamos por primera vez y nos quedamos. Es saber el cómo, personas similares a nosotros proclamaron el evangelio a sus compañeros, cuando aún no había nada, ni un núcleo. Ellos fueron los pioneros.

 

Es curioso notar cómo tanto lo positivo y lo negativo del movimiento, (entiéndase ambivalencia) se va repitiendo a lo largo del tiempo. Por ejemplo, la importancia de la iniciativa estudiantil, el estudio bíblico inductivo, la falta de compromiso o la escasez de recursos materiales, por citar algunas características. Pero por sobre lo bueno y lo malo la obra de Dios a través del movimiento ha permanecido lenta, apasionada, llena de incertidumbres y sorpresas, llegando a los corazones universitarios.

 

Hemos intentado construir un relato en donde los narradores principales son los mismos protagonistas. Esta secuencia se inicia Felicity Houghton establece contacto con John White y éste último la incentiva a trabajar con universitarios. La historia termina en 1970 con la formación del primer Grupo Bíblico de Profesionales.

 

Incluimos antecedentes de otros movimientos cristianos que también han penetrado en las universidades. Esto último, con el objetivo principal de no creernos algo así como el ombligo cristiano del circuito universitario.

 

Felicity Houghton también ocupa un rol principal en toda la historia. Por tal motivo, hemos dedicado un número importante de páginas para conocer su vida, las circunstancias de su llegada a Chile y su inicio en la obra estudiantil. Es decir, tratar de entender el mito, el arquetipo, el paradigma.El boletín Intercesor, perteneciente a la Comunidad nos proporcionó importantes datos de lo que pasaba en el recién formado GBU. Además, quisimos complementar esta información dando una visión general de lo que pasaba en el Chile de los ´60. Finalmente agradecemos a Dios la posibilidad de terminar esta primera parte de la Historia del Grupo Bíblico Universitario. Después de ser un proyecto deseado pero largamente postergado, hoy tenemos al fin, un registro acerca de los inicios de nuestro movimiento. Queremos dejar en sus manos este documento que implica difundir nuestra historia. De aquí en adelante la responsabilidad es seguir construyéndola.

 

 

La autora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANTECEDENTES EN CHILE

 

El interés por transmitir el evangelio a las élites más educadas en un país de profunda tradición católica, no es una exclusividad de la Comunidad Internacional de Estudiantes Cristianos. Esta ha sido una preocupación presente desde los orígenes de la nación chilena y en el siglo pasado. Iglesias históricas y otras instituciones como la Asociación Cristiana de Jóvenes (A.C.J.) y el Movimiento de Estudiantes Cristianos (M.E.C), han intentado una penetración evangélica de herencia protestante.

 

Desde los tiempos de Diego Thomson en los inicios de la Independencia, los evángelicos que habían en nuestro país manifestaron una preocupación por llegar a la juventud estudiantil y ganarla para Jesucristo. Hubo diversos esfuerzos por penetrar en el mundo intelectual y en las élites dirigentes a través de la obra educacional de algunas misiones protestantes tales como los metodistas, presbiterianos y bautistas, entre otros.

 

Esta penetración se hizo realidad en el siglo pasado, cuando surgieron instituciones como las Asociaciones Cristianas de Jóvenes (YMCA) o la Federación de Estudiantes Cristianos.

 

Para 1914 ya habían sedes activas de la YMCA en Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, México, Cuba y Puerto Rico; y se fundó la Federación Sudamericana de Asociaciones Cristianas de Jóvenes. Esta institución estaba abierta a la participación de católicos y protestantes, sin embargo su membresía estaba compuesta mayoritariamente de creyentes católicos-romanos.

 

Estos fueron los primeros atisbos de lo que más tarde fue el Movimiento Estudiantil Cristiano (MEC) y posteriormente -sobre los pasos de esta obra- comenzaría la Federación Mundial Cristiana de Estudiantes (FMCE).

 

ENTRA LA CIEE...

 

La Comunidad Internacional de Estudiantes Evangélicos (CIEE) estableció un contacto permanente con Chile en el año 1962. En ese tiempo, ya funcionaba entre los estudiantes la Federación Cristiana de Estudiantes (FMCE).

 

La diferencia fundamental entre la FMCE y la Comunidad Internacional de Estudiantes Evangélicos (CIEE), era que la FMCE se negó a adoptar un credo particular. De este modo, los movimientos asociados a la Federación Mundial siguieron en algunos casos, modalidades propias de iglesias. Si en algún momento adoptaron una línea en particular, ésta no se concretó en un sistema doctrinal.

 

La Comunidad Internacional -en cambio- desde un principio ha exigido a sus dirigentes que acepten una serie fija de puntos doctrinales conocidos como "Las Bases De Fe", lo cual ha constituido el credo de la Comunidad y cuyo principio fundamental es la centralidad de la sangre expiatoria de Cristo.

 

A pesar de todo, no ha existido rivalidad entre ambos movimientos en Latinoamérica. Tampoco la hubo en Chile cuando comienza el Grupo Bíblico Universitario en 1964, como un movimiento íntimamente vinculado a la Comunidad Internacional (CIEE) o "Compañerismo", como se le conocía entonces. Este fue un tiempo en que ambos movimientos siguieron vertientes de evangelización paralelas.

 

La inserción de la Comunidad Internacional de Estudiantes Cristianos en el país, se enmarca en la historia de la propagación de esta institución en toda Latinoamérica. Esta historia se ha dividido en tres etapas:

 

1º Etapa: Antes del Congreso de Cochabamba del 19 al 27 de julio de 1958

2º Etapa: Desde el Congreso de Cochabamba hasta el Primer Seminario Continental de Capacitación en enero de 1966 en Lima.

3º Etapa: Desde el Seminario de Lima de 1966 en adelante.

 

En 1956 el Dr. René Pache, de nacionalidad suiza, visitó varios países sudamericanos acompañado de Robert Young. En Brasil, Argentina, Paraguay, Chile, Perú y México, ambos advirtieron una cierta "hambre" espiritual y un entusiasmo estudiantil. Esto los hizo pensar que las condiciones estaban dadas para el inicio de la obra misionera por estas latitudes. El viaje fue un evento que constituyó un estímulo evangelístico para la Comunidad y específicamente para la reunión de Cochabamaba de 1958.

Cochabamba 1958 fue el hito más importante para lo que sería la inserción de la CIEE en América Latina y también en Chile. Habían 17 grupos estudiantiles representados provenientes de nueve países. Sin embargo, sólo México tenía un movimiento nacional organizado.

 

En Cochabamba se discutió la base doctrinal sobre la cual se desarrollaría la labor estudiantil en todo el continente.

 

Dicho Congreso fue fundamental por varios motivos:

 

A Significó una toma de conciencia de que Dios estaba actuando en las universidades latinoamericanas.

B Se impartió un tipo de enseñanza que más tarde contribuiría a crear un estilo de trabajo que sería una de las características de la Comunidad.

C De común acuerdo con la Comunidad, se visualizó una estrategia continental; la división del continente en regiones con sus obreros y campamentos de capacitación. El mapa latinoamericano fue dividido como los puntos cardinales:

• México, América Central, el Caribe de habla española y Venezuela.

• Colombia, Ecuador y Perú.

• Brasil.

• Chile, Bolivia, Argentina, Uruguay y Paraguay

 

Se nombró asesores para que las regiones que no los tenían (por ejemplo Chile), quedaran bien atendidas. También se aceptó la ayuda de la Comunidad y un programa de literatura para el Continente.

 

A este evento asistieron algunos personajes que más tarde serían pioneros en el establecimiento del GBUCh, como John White, médico siquiátra que por entonces ejercía en un leprosario boliviano. White expuso los principios básicos del liderazgo cristiano tomando como modelo a Nehemías. Estaban también algunos profesionales jóvenes como René Padilla y Samuel Escobar. Algunos estudiantes como Pedro Arana y Enrique Giraldo quienes también visitarían Chile en algún momento.

 

En un principio, las visitas a Chile fueron esporádicas, pero serían estas visitas en conjunto, las que crearían conciencia en la Comunidad sobre la necesidad de establecer una obra misionera en esta parte del mundo.

 

El primer antecedente que tenemos sobre la visita de algunos de estos pioneros al país, es el viaje de Enrique Giraldo a Santiago en 1958, antes de Cochabamba. Giraldo tenía el propósito de estudiar economía y establecer contactos para una obra universitaria chilena como el CBU de Lima que también estaba asociado a la CIEE. Sin embargo, no hay certeza de que haya dejado establecido algún grupo en la universidad.

 

Mientras tanto, el ambiente de las universidades latinoamericanas durante este período de expansión de la CIEE, ha sido caracterizada por el profesor Samuel Escobar como de gran efervescencia religiosa y social:

 

"Un catolicismo dinámico y con gran conciencia social empezaría a salir de las aulas universitarias de Argentina, Chile, Venezuela, Brasil y Perú, en la forma de partidos Demócrata Cristiano que lanzaban una alternativa frente al avance de los marxistas."

 

El año 1961, John White escribió un documento para la CIEE llamado "Cómo comenzar un núcleo en la Universidad" (ver anexo). Este documento que posteriormente también llegó a Chile, describe cuál es la estrategia para evangelizar en un contexto altamente conflictivo tanto en lo político como en lo religioso. Especialmente en un momento en que el marxismo representaba un fuerte desafío para los cristianos.

 

El texto señala en uno de sus párrafos:

 

"Ten cuidado de considerar tu tarea (de evangelización) como una pelea contra el comunismo o el catolicismo. Tu tarea es presentar a Cristo y animar a los estudiantes a hacer lo mismo. Es especialmente importante no considerar nuestra tarea como una pelea en contra del comunismo. Si lo haces, confirmarás la sospecha de muchos, que lo que tú realmente eres, es un agente pagado del imperialismo yanqui y sus corazones se cerrarán rápidamente al mensaje que traes.

 

"...Muchos estudiantes latinoamericanos consideran al comunismo, con mucho, como el menor de dos males. En sus mentes, ser ‘anticomunista’ es ser ‘pro-católico’...las verdades que tú debes proclamar estarán en conflicto con el dogma romano y con el marxista, pero tu propósito no es vencer a romanos o marxistas, sino ganarlos."

 

En consecuencia, serían todos estos antecedentes los que movieron a algunos miembros de la CIEE, a intentar establecer en Chile un grupo de estudiantes cristianos que comenzara la evangelización de sus compañeros en la universidad.

 

La misionera anglicana Felicity Houghton, que en ese tiempo trabajaba en una escuela rural en Chol-Chol , se sintió llamada "con lágrimas en los ojos" - como ella misma relata- a trabajar en la obra estudiantil en forma exclusiva y convertirse en la pionera del movimiento chileno.

 

¿Cómo es que esta profesora de campo se convierte en la fundadora del GBUCh, un movimiento que en sus 34 años de historia tiene 11 grupos locales a lo largo de todo Chile y aproximadamente unos 500 miembros?... Es justamente éso lo que intentaremos descifrar en los siguientes capítulos.

 

 

LA MISIONERA

 

"Yo llegué a Chile el 1 de noviembre de 1960. La misión anglicana South American Mission Society (SAMS) me mandó al liceo de Chol-Chol en Temuco y trabajé allí entre 1960 y 1962. En ese tiempo ni me imaginaba trabajando con universitarios, sólo sabía que el Señor me habia enviado a Chile y que mi anhelo era invertir mi vida en algo que valiera la pena. En ese entonces llegó John White y él sabía de mí porque yo participé en el movimiento en Inglaterra. Allá le dieron mi nombre y él vino a reconocer el terreno, para ver si habia llegado el tiempo de iniciar un movimiento evangélico interdenominacional que pudiera afiliarse a la Comunidad."

 

El testimonio anterior pertenece a Felicity Houghton, una de las fundadoras del Grupo Bíblico Universitario. Cuando se le mira por primera vez, parece una mujer muy frágil, tímida y tranquila, sin embargo, fue gracias a su empuje y perseverancia y a la mano de Dios actuando sobre su vida, lo que hizo posible que la Comunidad de Estudiantes Evangélicos penetrara en las universidades chilenas.

 

Antes de entender lo que fue su trabajo en Chile, conviene saber quién es esta misionera, de dónde vino y cuáles fueron las circunstancias de su llegada y de su trabajo en Chile.

 

INFANCIA EN CHINA

 

Sus padres ingleses, se trasladaron como misioneros a China, en el año 1930. Se casaron en Chefoo -en la costa norte-, y tuvieron tres hijos. Felicity fue la segunda. Se bautizó a una edad muy temprana. Durante toda su niñez y juventud fue instruida por sus padres en el conocimiento de la persona de Jesús y en su amor.

 

Sus padres eran profesores en un colegio fundado en 1881 para la educación de los hijos de misioneros que trabajaban en ese vasto país. En 1937 -cuando Felicity tenía sólo cuatro años de edad- estalló la guerra entre Japón y China, dos años antes de la Segunda Guerra Mundial. En ese entonces, el ejército del imperio japonés se instaló en la misma región de residencia de la familia Houghton.

Cuando Japón entró en el conflicto internacional (1942), sus tropas se instalaron en el mismo recinto del colegio donde trabajaban los esposos Houghton. Desde allí los trasladaron a un campo de concentración en la misma ciudad. Pasados unos dos meses, fueron enviados a uno más grande al interior de la provincia. De esta época Felicity recuerda: "Por espacio de tres años vivimos como presos civiles; pobres y mal alimentados. Sin embargo estábamos protegidos por la infinita misericordia del Señor. Como mejor se podía en estas circunstancias; nuestros profesores continuaron nuestra educación, a la par de lo que la escuela de la vida nos enseñaba."

 

A fines del año 1945, regresaron ya libres a la Inglaterra de la postguerra. Pero no se quedarían por mucho tiempo y la familia Houghton volvió a la convulsionada China.

 

Su padre fue nombrado director de un colegio que habia sido devastado por la guerra.

 

Una vez levantado el colegio en 1948, el avance del comunismo era una nueva amenaza para China y para los cristianos. Mao Tse-Tung tomó el poder en octubre de 1949 y el colegio siguió funcionando hasta comienzos del 51, cuando por motivo de la ocupación comunista fue disuelto.

 

Por entonces, Felicity volvió a Inglaterra para completar su educación secundaria. Su padre habia fallecido sorpresivamente en 1950, así que el resto de la familia volvió a Inglaterra.

 

Pese a las continuas guerras y los conflictos internos vividos en China, Felicity Houghton muestra el lado amable de su experiencia y da gracias a Dios, por lo que fue su vida durante ese período:

 

"En medio de circunstancias turbulentas y cambiantes, el Señor me protegió y nuestra educación -aunque irregular- no se detuvo. No fuimos separados de nuestros padres, como lo fueron la mayoría de nuestros compañeros de clase y también algunos hijos de misioneros. Reconozco agradecida la mano bondadosa del Señor sobre mi vida. Su misericordia que no me desamparaba a pesar de mis errores y de mi debilidad. Él me cobijaba en medio de la angustia que me causó la muerte repentina de mi padre. En distintas épocas recibí la buena influencia de personas mayores que amaban a Dios y se preocupaban por mí. Fui aprendiendo a responder al amor de Dios por mí y a amar su palabra. además, agradezco mucho a Dios la influencia de una buena literatura en mi vida y el amor a la literatura que me enseñaron mis padres. A pesar de la inestabilidad que viví en mi hogar por el contexto sociopolítico, durante mi niñez y adolescencia en alguna medida logré cultivar el hábito de la lectura. En la Universidad de Londres, Felicity siguió la carrera de pedagogia en inglés. Luego de titularse y trabajar dos años, comienza a prepararse más conscientemente para obedecer su llamado de servir a Jesucristo en América Latina.

 

Dos años asistió a un pequeño seminario evangélico para mujeres, en la ciudad de Oxford. Luego de eso, se ofreció como miembro en la Sociedad Misionera Sudamericana (SAMS). Esta era una misión anglicana que en 1960 tenía su personal en tres países del Cono Sur: Chile, Argentina y Paraguay.

 

Tras un viaje en barco de ¡más de mes!, Felicity Houghton llegó al puerto de Valparaíso. Justamente en el feriado de Todos los Santos: el 1 de noviembre de 1960. Pero en este punto, dejemos que sea la misma Felicity, quien hable de su curiosa llegada a nuestro país:

 

"Mis primeros años en América Latina (dos y medio), los pasé en el sur de Chile. Trabajaba en el internado de un pequeño colegio para hijos de campesinos que vivían en los campos alrededor del pueblo rural de Chol-Chol. Nuestra alimentación era muy sencilla: arvejas partidas, lentejas, garbanzos y arroz. Una de mis tareas era pesar en una romana, la cantidad de granos que se necesitaban para el almuerzo de cada día. Ante esto, mi espíritu se rebelaba. Me preguntaba si habia venido desde Inglaterra para dedicarme a esto. Sufría porque no servía de buen grado. Poco después comprendí que el trabajo era para Dios y mi actitud cambió".

 

INSERCIÓN DE LA CIEE EN CHILE

 

John White, asesor itinerante de la CIEE con residencia en Buenos Aires, desde 1959 comienza a ejercer una labor pastoral y administrativa para el equipo de obreros en Latinoamérica. Como parte de su labor, viaja a Chile en diciembre de 1962. Tenía el ánimo de sondear el terreno para la obra evangélica entre los universitarios. En ese tiempo se desempeñaba como representante del "Compañerismo" en toda América Latina. White había asistido al Congreso de Cochabamba de 1958, en donde habia quedado patente la necesidad de ampliar el movimiento al resto de países no afiliados a la Comunidad Internacional.

 

Según el ejemplar del "Intercesor" de enero de 1963, paralelamente a la visita de White se estaban proyectando dos campamentos de verano:

 

"Durante la visita de John White a Chile en diciembre, estudiantes y algunos amigos de la obra universitaria mostraron mucho deseo de colaborar en los planes para dos campamentos (a fines de febrero y a principios de marzo). Se espera que de los campamentos resulte la formación de tres grupos en Santiago, en Valparaíso y en Temuco....Ora por la señorita Felicity Houghton que va a servir como coordinadora de los campamentos."

 

El mismo dato, un poco más detallado aparece en el número siguiente. El "Intercesor" de marzo de 1963, señala:

 

"Dos campamentos para universitarios tomarán lugar en Chile en estos días -uno en Temuco a fines de febrero, y otro cerca de Santiago a principios de marzo..."

 

Aparte de figurar Felicity como coordinadora, aparecen dos misteriosas familias que según el boletín ayudaron en la organización de los campamentos; los Vergara y los Valencia.

 

Pero pese a los optimistas pronósticos de los redactores del "Intercesor", no se tiene antecedentes de que haya quedado establecido algún grupo en las ciudades mencionadas, por lo menos ese año. De los campamentos, sólo se realizó el de Temuco. Allí participaron dos estudiantes y los organizadores, incluidos Felicity y White, eran más que los asistentes.

 

Posteriormente ambos emprenden un viaje de recorrido por las principales ciudades universitarias. Estuvieron en Concepción, Santiago y Valparaíso. En cada ciudad tomaron contacto con lo que existiera de obra entre universitarios. Estuvieron con el Movimiento de Estudiantes Cristianos (MEC), con el Círculo Universitario Bautista (CUB), al cual sólo tenían acceso los mismo bautistas.

 

Durante este recorrido John White conversó con líderes evangélicos y evaluó la realidad. Llegó a la conclusión de que el momento era apto para el comienzo de la labor de la CIEE, ya que no existía un movimiento evangélico interdenominacional. Pero hacía falta una persona que pudiera dedicarse a levantar el movimiento. Esta persona debía vivir en Chile para poder dedicarse a tiempo completo en la misión evangelizadora que se avecinaba.

 

En consecuencia, le comunicó a Felicity esta necesidad. Ella se sintió profundamente inadecuada para esta labor y puso el problema en oración:

 

"...yo le dije, soy mujer, que no es una desventaja pero uno puede tomarlo como tal. Nunca he sido asesora, no soy latina, no he estudiado en la universidad chilena, pero por otro lado; el Señor me hizo entender que yo estaba aquí para esto y recuerdo que le dije a John con lágrimas en los ojos: ‘Si crees que puedo hacer algo, aquí estoy’. "

 

Ese sería el punto de partida para que Felicity Hougthon comenzara su labor como asesora de un movimiento nacional que por entonces ni existía. A sugerencia de White, Felicity asiste a la Asamblea Mundial de julio de 1963 en Nueva York. Al llegar a Chile, concluyó su trabajo en la escuela de Chol-Chol y se mudó a Santiago en agosto. Su objetivo era ahora, dedicarse al establecimiento de un grupo de estudio bíblico entre los universitarios.

 

Antes de cambiarse a Santiago, existen indicios de que Felicity formó un núcleo en Temuco. En el "Intercesor" de abril y mayo de 1963, se habla del origen de grupos de estudio en tres ciudades chilenas, núcleos que al parecer, fueron de corta vida:

 

"En Chile... se ha formado uno en Temuco y se proyecta la formación de dos más en Valparaíso y en Santiago, con la ayuda del Pastor Antonio Valencia y la señorita Felicity Houghton..."

 

Más aún, en septiembre de 1963, el incipiente grupo de Temuco solicita oración a través del mismo boletín:

 

"El pequeño grupo formado en mayo en Temuco, solicita oración. Su consigna es: ‘No temas ir despacio; sólo teme no avanzar’...Oremos que el Señor de a los muchachos de Temuco un espíritu de oración y perseverancia. Pidamos que el Espíritu de Dios guie a Felicity en su nueva situación"

 

Es correcto suponer que la fuente de noticias de lo que ocurría en Chile, era la misma Felicity Houghton. En este sentido, la desaparición de los grupos probablemente se debió a que tras su viaje a Nueva York (julio de 1963) , no quedó una persona que pudiera apoyar a núcleos de formación tan reciente o es probable que el mismo cambio de domicilio de la asesora haya producido este efecto.

 

Sin embargo, el viaje a Estados Unidos con motivo de la asamblea mundial, fue útil para que de paso, la misionera conociera la realidad de la CIEE en otros países:

 

"Cuando llegué a la Asamblea Mundial, me sentía como ‘hormiguita’. De ahí fui a un campamento para universitarios canadienses en la ciudad de Ontario y Pedro Arana -muy entusiasta- me invitó para que de regreso a Chile, yo pasara por el Perú. Llegué a Lima y había un doctor cubano; Cecilio Arrastía, famoso y excelente predicador. La Asociación de Grupos Evangélicos y Universitarios del Perú (AGEUP), le había invitado para hacer misiones en varias ciudades y con Pedro le fuimos acompañando por Ohuancayo, Arequipa, Cuzco y Lima. Luego volví a Santiago, esto ya era octubre de 1963."_.

 

De vuelta a Santiago, Felicity establece contacto con la señorita Irma Eskuche, a través de la gestión del pastor Alberto Küpfer, de la Iglesia de Dios. Este pastor fue clave en el orígen del GBUCh, porque fue justamente él quien presentó a la misionera a los jóvenes que dieron inicio y continuidad al Grupo Bíblico; entre ellos, Alberto Bull y Mario Basulto. Además el mismo Alberto Küpfer apoyó al movimiento durante sus primeros años de vida.

 

Irma Eskuche, ingeniero químico y funcionaria de la Universidad de Chile, estuvo orando por varios meses junto con Felicity, por la obra antes que se concretara en Chile. Irma tuvo su primer contacto con la CIEE en Estados Unidos. La señorita Eskuche había estado perfeccionándose en Norteamérica y allí conoció a Alonso Febbers (hermano afroamericano), quién le habló del movimiento universitario. Al volver a Chile y conocer a Felicity, le comunicó su entusiasmo por hacer un trabajo similar en las universidades chilenas.

 

Por entonces, la misionera vivía en una casona de la Iglesia Anglicana ubicada en la calle Cienfuegos. Desde fines del año ‘63 hasta los inicios del año académico del 64’, la profesional y la asesora se reunían para orar:

 

"Ella (Irma) vivía con su mamá en Santiago, en un departamento de planta baja en Providencia. Me invitaba a cenar una vez a la semana y luego de eso; nos retirábamos al dormitorio de ella y ahí nos hincábamos al lado de la cama y orábamos al Señor para que él levantara una obra en Chile..."

 

Aparte de orar con regularidad, era necesario comenzar de una vez las reuniones de estudio bíblico con estudiantes universitarios. Es así como Felicity junto a Irma Eskuche prepararon una tarjeta de invitación, a una primera reunión informativa, dirigido a los estudiantes que Irma conocía y a los jóvenes de la iglesia en la cual Alberto Küpfer era pastor.

 

Esta que sería la primera reunión de un GBU recién nacido, se efectuó el 6 de abril de 1964, en la sede de la Iglesia Anglicana ubicada en la calle Cienfuegos.

 

Este lugar sería el centro de reuniones y asistieron -aparte de Felicity e Irma- Alberto Bull, miembro de la Iglesia de Dios y estudiante de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile, el cual llevó a su compañero de carrera Konrad Pfeiffer (en cuya casa también se reunieron durante el primer año). Éste último invitó posteriormente a su primo Edgard Pfeiffer. Además estuvo presente en esa primera ocasión Mario Basulto, que estudiaba Ingeniería Comercial en la Universidad de Chile.

 

Se sabe la anécdota de que Mario Basulto era conocido en la universidad como "el curita" porque siempre andaba predicando. Entonces, al momento de postergar una prueba, sus compañeros decían al profesor que no habían estudiado, que tenían otras pruebas ese día y que "Mario tiene que predicar".

 

Así, con no más de 5 personas comenzó a funcionar un incipiente grupo bíblico. Para que el recién nacido GBU no falleciera de muerte súbita, después de esa primera reunión se comenzaron los estudios bíblicos en forma regular durante el año 64.

 

Alberto Bull describe cuál fue la motivación para asistir ese primer año:

 

".... Íbamos porque ese año hicimos estudios bíblicos y resultaron ser buenos. Además algunos nos conocíamos; por ejemplo Konrad, su primo y yo. Parecía interesante el estudio bíblico con la técnica inductiva que rápidamente demostró que tenía una riqueza muy grande...entonces creo que nos reuníamos más por eso, que por otra cosa."

 

Según este testimonio, las personas que siguieron asistiendo durante ese primer año fueron básicamente las mismas que asistieron a la primera reunión. Posteriormente se agregaron otras personas gracias a los contactos que la misma Felicity hizo. Sin embargo el número de personas se mantuvo más o menos estable.

 

Fue un grupo "hacia adentro" cuya base de trabajo eran los estudios bíblicos.

 

Además el año ‘64 es importante porque fue en el transcurso de esas primeras reuniones, cuando decidieron que se llamarían Grupo Bíblico Universitario de Chile.

 

Al principio Felicity dirigía la reunión. Posteriormente, comenzaron los intentos por lograr la participación de los estudiantes, cuyos resultados no fueron siempre satisfactorios:

 

"La primera vez tratamos de analizar el evangelio de Mateo, no al estilo estudio bíbico inductivo, sino que quedamos asignados para una determinada reunión, para que cada uno diera una pequeña disertación sobre un pasaje. Pero como eso no resultó muy satisfactorio, Felicity entró con el estudio bíblico inductivo, sobre lo cual ninguno de nosotros tenía idea de qué era. Tengo la impresión de que el primer año lo dirigía ella, porque nosotros no teníamos la noción de cómo hacerlo, eso lo aprendimos después."

 

Ese "después" fue el año ‘66, cuando comenzaron a estudiar la técnica de estudio bíblico inductivo como tal. Sin embargo, desde un principio el GBU contó con el apoyo de la Comunidad Internacional, en materia de estudios bíblicos. La CIEE había elaborado una cantidad importante de guías que estuvieron a disposición del grupo chileno.

 

En abril de 1965 la misionera viaja a Inglaterra para hacer uso de su primera licencia. Durante su ausencia se suspendieron las actividades que se venían realizando hasta entonces.

 

Felicity cuenta cómo fue ese período:

 

"Yo tenía que ir a Inglaterra para mi primera licencia -abril de 1965-, yo deseaba mucho que los estudiantes que habían estado reuniéndose conmigo, se hicieran cargo. Quería que el grupo marchara solo. Recuerdo que planteamos esta posibilidad en un pequeño retiro y ninguno de los chicos quería asumir la responsabilidad. Así, todo quedó paralizado en mi ausencia hasta que regresé en 1966."

 

Alberto Bull, uno de los líderes de aquel tiempo y catalogado por Pete Lowman en su libro The day of his power, como "un pilar de fortaleza para el grupo por muchos años" explica cuál era la realidad del grupo en aquellos momentos y el cómo el grupo volvió a conformarse:

 

"El grupo definitivamente desapareció por falta de liderazgo entre los estudiantes. Ese año el GBU se murió completamente, pero cuando Felicity volvió en el año 1966, tomó contacto nuevamente con nosotros, de los integrantes del primer grupo, solamente Mario Basulto y yo continuamos. Ese año el grupo cambió completamente porque entraron otras personas."

 

La relación de la señorita Houghton con la CIEE se formalizó después de esta primera visita a Inglaterra. Antes de esa fecha, Felicity Houghton trabajaba en la Iglesia Anglicana ubicada en la calle Cienfuegos, pero a partir de este momento, la misión que la trae a Chile (SAMS), la deja en libertad para trabajar con los estudiantes.

 

El regreso de Felicity el año 1966 coincidió con la realización del Primer Seminario Continental de Capacitación de líderes estudiantiles realizado en Lima, Perú. Los encargados de ese encuentro eran Samuel Escobar, René Padilla y Pedro Arana, entre otros.

 

La misionera asiste a este Seminario antes de volver a Santiago. Al volver a Chile tenía una visión renovada de lo que sería el trabajo evangelístico en el país:

 

"Yo recuerdo que René (Padilla) nos desafió a todos los que asistimos, a tener una visión para el mundo estudiantil. Yo me sentía un poco rara porque yo no estaba representando nada...recuerdo que subí a la terraza del Seminario Bíblico en Lima y pensé en lo que René dijo de tener una visión de lo que Dios podía hacer.Luego regresé a Chile y me reuní con el mismo grupo. De allí en adelante, los que se quedaron fueron los que formaron la base sólida para el grupo de Santiago. Fue algo así como un recomienzo para el GBUCh"

 

Hay que decir que durante todo este período, el apoyo de la Comunidad hacia el incipiente movimiento chileno se vió reflejado en la petición constante de oración por Chile, a través del boletín El Intercesor. Entre 1961 y 1970, el GBUCh figura como una preocupación permanente en materia de agradecimiento y petición por Felicity, los estudiantes, campamentos, los nuevos grupos y hasta por la situación política que vivía el país, realidad conflictiva en algunos momentos.+

 

"El Intercesor" se hizo eco de las inquietudes de la única asesora para Chile hasta ese momento. Algunas menciones en dicho boletín fueron:

 

"Después de once meses de ausencia, Felicity Houghton se encuentra de regreso en Chile. Oremos (para) que el pequeño grupo de estudiantes en Santiago sea estimulado por su presencia y que las experiencias recibidas por Felicity en el Seminario de Capacitación a comienzos de este año en Lima, le sean de beneficio práctico en el desempeño de su tarea como misionera estudiantil"

 

Un mes después de su regreso, la señorita Houghton asume una estrategia mucho más compenetrada en el trabajo universitario y decide hacerse ella misma estudiante universitaria:

 

"Demos gracias al Señor por los comienzos de un nuevo grupo de universitarios evangélicos en Santiago de Chile. Aunque pocos en número, Dios les está uniendo, constituyédolos en un equipo que busca su poder en relación a un testimonio cristiano en los estudiantes. Felicity Houghton colabora, no sólo como misionera, sino como estudiante en el Departamento de Filosofía y Letras de la Universidad de Chile."

 

Ella recuerda:

 

"...me inscribí como alumna libre en el Pedagógico .Pude entender el ambiente universitario y además aprendí cosas muy interesantes en el campo de la literatura. Allí conocí una chica llamada Olga Molina..."

 

Posteriormente se anuncia -en este mismo boletín- la generación de un nuevo núcleo paralelo al de Santiago:

 

"...Demos gracias a Dios por la formación de un nuevo grupo en Temuco."

 

Esto significa que desde el mismo año ‘66, ya existe una preocupación por extender el movimiento hacia el resto del territorio nacional:

 

"Demos gracias a Dios por su dirección en las visitas realizadas por Felicity Houghton...a fines del mes pasado. Estuvo en Temuco, donde hay un pequeño grupo, y en Valdivia, donde hay unos pocos estudiantes interesados en el testimonio evangélico."

 

Según Alberto Bull, el énfasis del grupo el año 1966 fue capacitarse:

 

" El ‘66 la idea fue capacitarse, sentíamos que no sabíamos nada y que entendíamos menos . Antes de extendernos a otras personas, primero había prepararse. Comenzamos a hacer diversas actividades de capacitación; el estudio bíblico inductivo permaneció. Hicimos una serie sobre la oración, otra sobre el Espíritu Santo; pero siempre entre nosotros, porque ese año fue de preparación para lo que vendría después. De todos modos, llegó gente, pero poca."

 

Ese mismo año, se forma la primera directiva entre la media docena de personas que participaban. Estaban Ian Milmine, Heidi Diener, Mario Basulto y Alberto Bull, entre otros.

 

Al año siguiente (1967), con un número de participantes crecido y con el apoyo de dos asesores de la CIEE, René Padilla y Douglas Stewart, se realiza el primer campamento del GBU del cual queda un registro oficial.

 

El Primer Campamento Nacional Universitario tuvo lugar entre el 21 y el 28 de febrero en el sector de Miraflores en la provincia de Ñuble. Gracias a los contactos de Felicity no sólo participaron estudiantes de Santiago, sino también de Valparaíso y algunos invitados de Argentina y Venezuela. (Ver anexo 1)

 

En el Intercesor de febrero de 1967, quedó registrado:

 

"...Se realiza en Chile el Primer Campamento Nacional Universitario. Se espera la asistencia de 30 personas, incluyendo un pequeño grupo de la Argentina. Oremos por los oradores: René Padilla y Douglas Stewart...oremos igualmente por los estudios bíblicos a cargo de los argentinos..."

 

Felicity fue desde un principio la que hizo los contactos, consiguió materiales y estudios bíblicos para éste y todos los campamentos que siguieron.

 

En 1967 se hizo otro Seminario de Capacitación en Lima, Perú. En esta ocasión, el movimiento chileno estuvo representado por dos personas: por su asesora y por primera vez, por un estudiante, aunque éste no era chileno y bastante especial a juzgar por los testimonios recogidos:

 

"...Había llegado a Santiago un joven del este venezolano, un buen venezolano. Se llamaba José Guevara; su característica era que hablaba y hablaba y además hacía chistes divertídisimos. Era bajito y vino a Chile, porque en su país las condiciones de estudio eran muy inestables y acá (Santiago) tenía más posibilidades...José Guevara era un don para el grupito porque era muy extravertido y además aglutinaba a la gente...entonces ambos fuimos al segundo Seminario en Perú.Viajamos en bus todo el trayecto; Santiago-Arica-Lima. El cansancio era tremendo, pero llegamos y el hecho que José representara al grupo chileno, fue un paso importante para nosotros.

 

Este Seminario contó con la presencia de unas 40 personas –obreros y estudiantes- provenientes de trece países latinoamericanos: México, Costa Rica, Honduras, República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina y Brasil.

 

Las conferencias versaron sobre distintos puntos del quehacer cristiano: teología contemporánea, evangelización y actividades de los distintos grupos bíblicos. Todo iba unido a períodos de oración y estudio de la biblia. Los expositores fueron el Dr. Juan Stam, Pedro Arana y Stacey Woods (Secretario General de la CIEE), entre otros.

 

LA SOCIEDAD EN CONFLICTO

 

Chile vivía un difícil proceso social. En la década de los ‘60 maduraron en Chile tres proyectos sociales excluyentes, que dividieron al país y cuya culminación fue el golpe de Estado de 1973.

 

En la izquierda, el surgimiento del MAPU, la división y giro a la izquierda del Partido Radical y la estrategia de los Partidos Comunista y Socialista de constituir una la "Unidad Popular" determinaron su comportamiento para las elecciones de 1970.

 

En la Derecha el Partido Nacional elaboró un programa de gobierno llamado "La Nueva República". Se postuló una renovación política a través de la Reforma Constitucional y de profundos cambios de espíritu y la conducta de los partidos. Esto último significaba que los partidos excesivamente ideologizados debían evitar sus posturas más radicalizadas en favor de las grandes aspiraciones ciudadanas. Planteaban una mayor flexibilidad de la estructura económica y la utilización eficiente de los recursos productivos.

 

El centro vino a constituir el tercer polo. En las elecciones presidenciales del 4 de septiembre de 1964, triunfa la Democracia Cristiana y su representante Eduardo Frei Montalva, con el 56,09 % de los votos. El candidato de la izquierda, Salvador Allende obtuvo un 38,93 %. Los conservadores y liberales se adhirieron a la candidatura de Frei, optando por lo que consideraron un "mal menor". Esto muestra la polarización que venía sufriendo la sociedad.

El nuevo gobierno inició su programa denominado "Revolución en Libertad", que estaba concebido como un cambio de estructura de la sociedad chilena respetando la democracia. En este plano, tenían especial importancia el crecimiento del sindicalismo, el impulso a la educación, la reforma agraria y la chilenización del cobre, entre otras. Sin embargo, estas medidas no dejaron satisfechos a ningún sector. Para la Derecha las transformaciones emprendidas tenían un carácter socialista. Para la izquierda eran meras reformas.

 

La oposición de la izquierda frente a las reformas del gobierno se concretaron en demandas sociales que provocaron una fuerte presión social. En los primeros días de marzo de 1968 se declararon en huelga los profesores, los portuarios, el personal de correos y telégrafos, los trabajadores de Lan Chile y los empleados de la ENAP (Empresa Nacional del Petróleo).

 

Al mismo tiempo el Partido Socialista proclamó en 1967, la legitimidad de la violencia revolucionaria como única vía para lograr éxito en la consolidación de la Revolución Socialista.

 

La izquierda triunfó en las elecciones de 1970. El derrocamiento de la Unidad Popular, se produjo después del gobierno entre 1970 y 1973.

 

Noticias de El Intercesor

 

La situación social significó un gran desafío pra todas aquellas personas cuyo objetivo era evangelizar en la universidad. Sin embargo, el recién formado GBU siguió creciendo, con la ayuda de Dios, el paciente trabajo de Felicity y la perseverancia y valentía de los líderes estudiantiles.

 

Según el boletín Intercesor perteneciente a la Comunidad Internacional, en febrero de 1967 se menciona tangencialmente que Chile vive momentos difíciles. Benigna Cortés estudiante de economía de la Universidad de Chile, participó en el recién formado GBUCh entre 1966 y 1971. Explica lo que significó para ella la convulsión social:

 

"Fue un período de intensa lucha política y social que culminó con el golpe de estado de 1973. En este tiempo se produjo un cuestionamiento profundo y una desilución generalizada. A pesar de que el ambiente estaba politizado en la universidad y de la aparente indiferencia religiosa, descubrimos que habia interés en descubrir el significado de ser cristiano hoy"

 

Gemima Cortés, hermana de Benigna, estudiante en la Universidad de Chile, participó en el GBU durante el mismo período. Tenían un núcleo en la Escuela de Economía y allí se convocaba a las reuniones a través de un panel, panfletos e invitaciones personales. Incluso alguna vez hicieron una exposición bíblica e invitaron públicamente con micrófonos. Gemima recuerda que estaban ella, su hermana y Felicity en la Escuela de Economía:

 

"Cuando entré a la universidad me di cuenta de que yo era una ‘pollita’. Venía de un hogar evangélico, en mi casa no se hablaba de violencia, maldad o justicia social. Llegué a estudiar a la Escuela de Economía de la Chile y allí se debatían temas de justicia, pobreza y otros vinculados. Todos los jóvenes estaban muy inquietos con lo político, con las huelgas. Se hablaba de un cambio revolucionario en las estructuras, esa era la gran palabra ’cambiar las estructuras’...

 

"Yo tuve que estudiar a Marx y su materialismo histórico. Si no es por el GBU en dónde yo podía plantear mis dudas y preguntar sobre la relación entre esos postulados y mi fe, yo creo que me habría hecho marxista. Ellos tenían unas ideas tan coherentes en cuanto a su visión de la historia, que eran como héroes (Testimonio Guevara-Cortés).

 

Durante todo el año 1967, el boletín Intercesor da cuenta de las cosas que estaban pasando con este grupo de sólo 3 años de vida. Periódicamente dio cuenta de la expansión que experimentaba el GBU entre las universidades y a lo largo de Chile:

 

*Abril: sólo dos núcleos de estudio bíblico están asentados: Santiago y Temuco. Según este mismo boletín; después de varios meses de búsqueda Felicity Houghton encuentra un departamento (en Obispo Donoso) y deja la casa que compartía con otros anglicanos en la calle de Cienfuegos. Además, la mesa directiva del grupo estaba compuesta por Ian Milmine, José Guevara y Heidi Diener.

Este nuevo hogar de la asesora, serviría también como lugar de reunión.

 

*Julio: Se dan las gracias por la reorganización del grupo en Temuco y se pide la oración por el testimonio de Margaret Lutley, de la "South American Missionary Society". Ella estaba ejerciendo como profesora de inglés, en el Departamento de Inglés del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile en Valparaíso. También se pide por los estudiantes creyentes de la Universidad de Valparaíso, con los cuales el GBU de Santiago habia establecido algunos contactos.

 

*Octubre: agradecimiento por la dirección del Señor en el retiro realizado en julio, con la participación de estudiantes de Santiago, Valparaíso y Temuco. Fruto de este retiro, se estableció un grupo universitario en Valparaíso.

 

Este encuentro se llamó Primer Retiro Regional. Fue realizado en Quillota, entre el 27 y el 30 de julio. (Ver anexo 2)

 

Por este tiempo, es cuando se forma el primer núcleo de estudio bíblico, en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Chile:

 

"A fines de 1967, hubo una pequeña explosión y creció bastante el grupo. El primer semestre creció paulatinamente, pero a fin de año hubo un aumento y llegaron las hermanas Cortés (Benigna y Gemima) y Daniel, que era pololo de Gemima."

 

Gemima Cortés todavía no era universitaria, cuando establece contacto con el GBU:

 

"Mi hermana Benigna estaba en la Facultad de Economía de la Universidad de Chile. Mario Basulto la invitó al núcleo que funcionaba allí. Mi hermana me llevó a un culto especial por la celebración de la Reforma en la casa de Felicity, en Obispo Donoso. Fuimos con mi pololo, Benigna y una amiga del colegio. Fue en octubre o noviembre de 1967. Estaban Alberto Bull, Ian Milmine, Heide Diener, Ricardo Bull y Ruth Bravo, entre otros .Lo curioso fue que en esa reunión el grupo se afianzó y nosotros quedamos inmediatamente incorporados al GBU. Cuando salimos de ahí, recuerdo que pensamos que por fin habiamos encontrado un grupo de jóvenes que se hacía las mismas preguntas que nosotros: ¿de dónde viene el evangelio?, ¿qué significa Lutero para los evangélicos?, etc."(Testimonio Guevara-Cortés)

 

El año 1968, fue otro año de campamentos, actividades en los núcleos. Se suman grupos nuevos y nos visita René Padilla.

 

Ese año hubo un campamento internacional en Rosario, Argentina. Fue la primera participación masiva de chilenos en un evento extranjero. Entre ellos: Gemima y Benigna Cortés, Daniel Guevara y Olga Molina.

 

Al respecto, Alberto Bull recuerda:

 

"A Rosario fue una cantidad grande de gente, yo recuerdo más de 10 personas. Lo interesante es que muchos de ellos eran recién llegados e iban un poco a la aventura, porque en ese tiempo era bien complicado hacer un viaje internacional. Quedaron entusiasmados y se quedaron en el grupo. Al año siguiente, entonces, el GBU comenzó a tener visos de expansión"._

 

Para algunos, la experiencia en Rosario sirvió para conocer realmente a Jesucristo:"...Ahí me dí cuenta que no conocía al Señor. Habia oído hablar de él, pero no habia tenido la experiencia de conocerlo como el Señor de mi vida, someterme y obedecerle..."

 

*Abril: René Padilla llega a Santiago. Se planificaron actividades por tres semanas incluyendo un corto retiro. Uno de los eventos fue un foro realizado en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Chile, sobre el tema "¿ha fracasado el cristianismo?".

 

"Nosotros los evangélicos, junto a un grupo de católicos haciamos un aporte a la fe a través de reuniones y exposiciones de la Biblia. Invitamos un par de veces a Samuel Escobar y a René Padilla. Pero éramos muy pocos, yo diría un cinco por ciento, los que estábamos inquietos por la fe. El resto se preocupaba por el tema político."( Gemima Cortés)

 

La visita de René Padilla se hizo en el marco de las misiones que tuvo junto a Samuel Escobar, en las universidades de Chile y Brasil respectivamente.

 

Entre el 12 y 14 de este mes (Semana Santa), se hizo el Segundo Retiro Regional, auspiciado por el GBU de Santiago. (Ver anexo 3)

 

*Mayo: el boletín, junto con pedir orar por los resultados de la misión Escobar-Padilla, declara que dichas visitas fueron dificultadas por las condiciones políticas.

 

*Junio: se anuncia la formación de un nuevo grupo en Valdivia, con la cooperación del pastor Samuel Cifuentes, en calidad de asesor del mismo.

 

*Julio: el establecimiento de un movimiento nacional se debió, en gran medida, a la gestión incansable de Felicity Houghton. Ella visitó constantemente las regiones contactando a personas interesadas en formar un núcleo de estudio bíblico. Por este tiempo, la asesora terminaba su gira por los tres núcleos existentes en provincias; Valdivia, Temuco y Valparaíso.

 

Asimismo, estaba en proyecto el inicio de un nuevo grupo en Concepción.

 

*Agosto: el pequeño grupo de Valparaíso, intenta presentar la serie de 13 películas del "Moody Institute of Science" por el canal de la Universidad Católica de Valparaíso. Su objetivo era que la presentación de la película, fuera acompañada de un contacto personal.

 

*Noviembre: Entre el 1 y el 3 se realizó un Retiro Regional en Chillán. Comienza a estructurarse una conciencia de movimiento nacional. Se esperaba la asistencia de miembros de todo el país y también que todos los grupos de provincias fueran fortalecidos y que creciera una verdadera comunión entre ellos. (Ver Anexo 4)

 

En este mes, un nuevo núcleo de estudio bíblico se forma en Santiago.

 

*Diciembre: Se anuncian los preparativos para un campamento nacional en el verano del año 1969.

 

En 1969 el ritmo de actividades continua muy similar al anterior. Al igual que en años anteriores, constantemente el boletín El Intercesor incluye a Chile como motivo de oración.

 

Como siempre, la Comunidad ora por la única asesora Felicity Houghton. Se pide por su ministerio, orientación, fortalecimiento y sabiduría . Además, se intercede por la guía, visión y poder del Espíritu Santo en el testimonio de los estudiantes y de los núcleos nacionales en general. Este año, los grupos nacionales alcanzaron algún grado de consolidación y capacitación.

 

Por otra parte, este año es importante porque se realiza el Tercer Seminario Continental en Ecuador. Desde el 11 de enero al 6 de febrero, treinta personas asistieron a este evento, entre estudiantes, profesionales y obreros estudiantes. Diez países latinoamericanos estuvieron representados, incluyendo Chile, cuyos delegados fueron Felicity, Alberto Bull y el pastor Samuel Cifuentes.

 

El Segundo Campamento Nacional tuvo lugar en Maquehue Pelal en Temuco, entre el 18 y el 28 de febrero. También en esta oportunidad hubo visitas de Argentina. (Ver anexo 5)

 

*Marzo: Los grupos existentes a esa fecha son: Santiago, Valdivia, Chillán, Concepción y Temuco.

 

Santiago celebra varias reuniones con el propósito de renovar la directiva y planificar las actividades de ese año.

 

*Abril: Samuel Cifuentes se traslada a Temuco, a trabajar con el grupo de esa ciudad.

 

En estos días, Felicity realizaba una gira por los grupos del sur del país.

 

*Mayo: El GBU de Santiago formaba una nueva directiva presidida por Alberto Bull.

 

Esta directiva tenía el propósito de comenzar estudios bíblicos en el Instituto Pedagógico y en la Universidad Técnica del Estado.

 

*Junio: el objetivo de la directiva se cumple.

 

El boletín Intercesor de este mes, señala:

 

"Alabemos a Dios por el interés en la Palabra de Dios manifestado por varios estudiantes que asisten a los estudios bíblicos que ese estan realizando semanalmente en la Universidad Técnica del Estado en Santiago. Oremos que la Palabra halle cabida en ellos y que en los próximos meses puedan iniciarse células similares en otras facultades..."

 

*Agosto: Se pide por el establecimiento del testimonio en Valdivia y Antofagasta.

 

*Septiembre: durante este segundo semestre, el GBU de Santiago se propuso hacer una serie de estudios bíblicos sobre el tema "La responsabilidad del creyente frente a la sociedad". Su objetivo era formar una conciencia sobre la necesidad de una actuación consecuente con los principios que se desprenden de la enseñanza bíblica.

 

*Octubre: Antofagasta figura como un grupo que mantiene contactos con el GBU, pero que todavía no realiza estudios bíblicos.

 

*Noviembre: surge un nuevo núcleo de estudio bíblico en el Instituto Pedagógico de Santiago. Mientras que otros núcleos funcionan en la Facultad de Economía y en la Universidad Técnica. A partir de entonces, paralelamente con Felicity, integrantes del núcleo de Santiago, comienzan a visitar a los grupos estudiantiles en las provincias.

 

*Diciembre: Del 6 al 8 se hizo el Cuarto Retiro Regional, Concepción-Santiago (ver anexo 6). Posteriormente comienzan los preparativos para el Campamento Nacional de febrero de 1970, que contaría con la participación de Samuel Escobar. Este evento tuvo lugar en Boca Sur, Concepción entre el 10 y el 20 de febrero.(Ver anexo 7)

 

Este recuento de actividades publicadas en el Intercesor, culmina en marzo de 1970, Cuando se anuncia la formación, de el Grupo Bíblico de Profesionales:

 

"Se ha formado en Santiago un grupo de profesionales jóvenes para colaborar con los grupos bíblicos universitarios. Agradezcamos al Señor por esta iniciativa que ya empezó a concretarse en proyectos definidos, como una ofrenda para la Comunidad afines del año pasado. Oremos por Alberto Bull, Erwing Ibañez, Daniel Guevara y otros interesados en el proyecto."

 

Es necesario nombrar la generosa contribución de los padres de Benigna y Gemima Cortés al movimiento. Durante este período prestaron su casa para las múltiples actividades del grupo, asi como también para hospedar a oradores y estudiantes de visita y/o en tránsito en Santiago. Al igual que el departamento de Felicity, sin duda que el hogar de la familia Cortés actúo como una de las sedes principales del GBUCh durante sus orígenes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  1. Historia de Chile en el Siglo XX, Mariana Aylwin, Carlos Bascuñan, Sofía Correa, Cristián Gazmuri, Sol Serrano y Matías Tagle, edita EMISION Ltda.: Santiago, Chile, s/f.
  2. Pete Lowman. The Day of His Power. Inter-Varsity Press: Leicester, England, 1983.
  3. Samuel Escobar. La Chispa y la Llama. Ediciones Certeza: Buenos Aires, Argentina, 1978.
  4. Felicity Houghton. 10 Joyas de Felicidad. Editorial Lampara: La Paz, Bolivia, 1996.
  5. Testimonio Felicity Houghton. Entrevista realizada por Paulina Ossa y Rubén Cifuentes en Cochabamba, Bolivia. Enero de 1998.
  6. Testimonio Matrimonio Guevara Cortés. Entrevista realizada por Paulina Ossa y Rubén Cifuentes . Santiago, 25/04/98.
  7. Testimonio Alberto Bull. Entrevista realizada por Paulina Ossa y Rubén Cifuentes. Santiago, 08/05/98.
  8. Testimonio Benigna Cortés. Encuesta realizada por Rubén Cifuentes. 27/06/97.
  9. John White, artículo Cómo comenzar un núcleo en la universidad, 23/07/61. Traducido del inglés por Paulina Ossa y José Luis Valdivia.
  10. Registro de libros de registro a campamentos y retiros de GBUCH, 1977-1967.
  11. Boletínes Intercesor 1961 a 1970. CIEE: Buenos Aires, Argentina.

Marzo-abril de 1961. Mayo-junio de 1961.Abril de 1962. Enero de 1963. Marzo de1963.Abril y mayo de 1963.Junio de 1963.Julio y agosto de 1963. Septiembre de 1963.Noviembre de 1963. Abril de 1966.Mayo de 1966.Julio de 1966.Septiembre de 1966.Octubre de 1966.Noviembre de 1966.Enero de 1967.Febrero de 1967.Marzo de 1967.Abril de 1967.Mayo de 1967.Junio de 1967.Julio de 1967.Agosto de 1967.Octubre de 1967.Noviembre de 1967.Marzo de 1968.Abril de 1968.Mayo de 1968. Junio de !968.Julio de 1968.Agosto de 1968.Septiembre de 1968.Octubre de 1968.Noviembre de 1968.Diciembre de 1968.Marzo de 1969.Abril de 1969.Mayo de 1969.Junio de 1969.Julio de 1969.Agosto de 1969.Septiembre de 1969.Octubre de 1969.Noviembre de 1969.Diciembre de 1969.Marzo de 1970.

 

 

 

Volver